Seguramente hayas escuchado toda la vida que diferencies bien entre tu vida personal y tu vida profesional, como si fueses un vaso lleno de agua y aceite, no se pueden mezclar. Llega el momento en el que efectivamente te lo crees, siendo de 9:00h a 18:00h de una manera y en tus ratos libre de otra totalmente diferente. Si no me crees, recuerda alguna cena de empresa… Seguramente te llevases alguna sorpresa con alguno de los compañeros.

Y es que no podemos separar nuestra persona, somos seres completos, con emociones, sentimientos, pensamientos y hábitos, cada uno de nosotros caracterizados por nuestra personalidad, forma de hablar, ideología, forma de vestir, etcétera, que tratamos de tapar y ocultar cuando trabajamos por cuenta ajena. Pero ¿Cómo le influye esto a un emprendedor o profesional por cuenta propia?

Cuando una persona emprende, uno de los motivos es la libertad: Libertad de horarios, de actividades, de localización, trabajar desde casa o en un centro de Coworking… o sea, trata de convertir una actividad que le apasiona y le entusiasma en su lifestyle o estilo de vida, así que, efectivamente, Emprender afecta en la vida personal de muchas maneras diferentes.

A priori pueden parecer ventajas, pero en un alto porcentaje, dado que nadie nos enseña a emprender y debemos organizarnos por por iniciativa propia, se convierte en un suplicio. Seguro que te suena trabajar hasta las tantas de la mañana, trabajar un domingo por la tarde, trabajar estando enfermo, dejar de lado relaciones de pareja, amistades y familia, y un largo etcétera de vicisitudes que, a priori, no habrías tenido en cuenta.

Emprender no es tan fácil como algunos autores o afamados emprendedores quieren hacernos ver, por eso deberás ser firme en tus decisiones y desarrollar estas 5 competencias personales:

  1. Asertividad: Saber decir NO a planes o ideas que no te apetezcan, sin herir a la persona que te lo propone.
  2. Organización: Planificar cada día las horas que vas a invertir en tu día a día para tu negocio y ser estricto con ello.
  3. Disciplina: Hacer lo que hay que hacer en tiempo y forma.
  4. Social: Dedica parte de tu tiempo a las personas que te quieren y que te rodean.
  5. Curiosidad: No dejes de nutrirte de temas culturales y de aquellos que te gustan, puede que te den nuevos puntos de vista a tu negocio, y si no es así, sí o sí te estarás desarrollando como persona.

¿Qué prioridades antepones en tu vida?


Luis Alberto Santos

Mi objetivo es facilitar a los profesionales freelance las herramientas necesarias para potenciar su talento, dar visibilidad a su trabajo y que desarrollen una actividad profesional con sentido, significativa y rentable en plena Era Digital

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies