Muchos emprendedores y freelances tienen dificultades para encontrar clientes. No es tarea fácil, es cierto, pero hay una manera eficaz de aumentar las ventas: hazlo fácil. ¿Qué significa esto? Puede parecer paradójico, pero a veces un posible cliente se va a la competencia simplemente porque no sabe cómo contratar los servicios, o ni siquiera sabe concretamente cuáles son.

La venta de un producto o servicio se suele basar en 2 pilares fundamentalmente: confianza y certezas, y si no tiene una de ellas (o las dos), ese posible cliente se irá a la competencia, a ese/a profesional que sí le dé lo que busca. Pero, ¿qué maneras hay de hacerlo más fácil?

Aquí descubrirás 7 ideas para hacerle más fácil la compra a tus clientes:

  • Elabora un claim (o reclamo) fácil de recordar y muy concreto para añadirlo a tu página web, a tus tarjetas de visita, a tu carta de ventas, a tus redes sociales… ¡En todos lados deben saber con claridad qué haces y cómo puedes ayudarles!
  • Dispón de información accesible de aquello que haces. No sirve de nada ser muy bueno «en lo tuyo» si nadie tiene forma de verlo y de informarse, más allá de llamarte o quedar contigo. Lo fácil es ver una página web, un blog, un dossier, un folleto,… ¡o todo!
  • Deja claro cuáles son tus productos/servicios, el procedimiento y quiénes son tus clientes ideales. Concretar esto facilita que ese posible cliente se vea reflejado y dé el siguiente paso de contratarte o, por el contrario, se vaya a la competencia.
  • Habilita un espacio de FAQ (preguntas frecuentes). Ya sea en tu web, en un dossier, en las redes sociales o un correo electrónico, aquellos posibles clientes que tengan dudas deben disponer de un espacio en el que resolverlas. Hasta que sus dudas no sean resueltas, no van a dar un paso adelante.
  • Añade testimonios de satisfacción en tu web, en tu carta de ventas o en las redes sociales. Si ese posible cliente ve que otras personas ya han probado tu producto/servicio y están satisfechas por ello, dan el paso.
  • Da garantías en caso de que tu producto o servicio no cumpla la expectativa del cliente.
  • Facilita las formas de pago. Muchos clientes se «caen» ¡porque no tienen cómo pagarte! Ya sea por factores geográficos o del banco, por ejemplo, muchos clientes no saben de qué manera pueden pagarte tus productos/servicios, así que se van a aquel que sí da esas facilidades. Además, si el factor precio es la objeción del posible cliente para contratarte, puedes ofrecer fraccionar el pago en cómodas cuotas.

Facilitar la vida de los clientes es muy positivo para ellos y bueno para tu negocio, ¿por qué no hacerlo?


Luis Alberto Santos

Mi objetivo es facilitar a los profesionales freelance las herramientas necesarias para potenciar su talento, dar visibilidad a su trabajo y que desarrollen una actividad profesional con sentido, significativa y rentable en plena Era Digital

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies