Los 3 errores en la venta

Los 3 errores en la venta

La venta de tu producto o servicio una mera transacción ganar-ganar entre el valor que tú le ofreces al cliente y el dinero que él te paga por mejorar esa parte de su vida. Por eso Vender es Servir, porque ayudas a tu cliente a vivir mejor, a que cumpla sus objetivos y elimine ese “dolorcito” que no le deja dormir por las noches. No hay nada malo en ello, por mucho que en la sociedad la figura del “vendedor” esté denostada y mal vista. Ganar dinero por ayudar a las personas es una causa noble, ya que cuanto más dinero ganes a más personas podrás ayudar. Con dinero eres parte de la solución y no del problema.

Ganar dinero por ayudar a las personas es una causa noble Clic para tuitear

Muchos saben la importancia de esta premisa, de no dejarse llevar por precios bajos y de risa por “cazar” a los clientes, de ponerse en valor y cobrar lo que verdaderamente nos merecemos (¿cuánto dinero cuesta cambiar la vida a una persona?), de saber vender en el momento justo y de la forma adecuada… Pero otros no. Muchos profesionales, por falta de conocimientos -ya que nadie nos lo enseña en ningún sitio-, puede que hayan superado sus creencias acerca del dinero, hayan superado el miedo a vender, e incluso tengan grandes habilidades como la persuasión, la comunicación o el liderazgo, pero si no saben cómo llevar a cabo esa venta de la manera más adecuada, están abocados al desastre y, peor aún, a poner en tela de juicio al resto de profesionales de la venta. Por supuesto sin mala intención (o eso quiero creer).

Sí, es muy duro eso que acabas de leer, y no pretendo juzgar a nadie porque todos cometemos errores y malas praxis en algunas ocasiones, pero sí me gustaría dar luz a este tema por el bien de la profesión de comercial o de vendedor. La venta es un proceso bilateral entre el empresario/emprendedor y el potencial cliente, por lo tanto, debe haber un consentimiento por parte de ambos. El Permiso es crucial para iniciar una venta. Nunca, JAMÁS, vendas sin permiso.

Aquí tienes los 3 errores que deberás evitar:

  • Enviar correos electrónicos: Aprovechar a recopilar los correos electrónicos de las tarjetas de visita después de haber acudido a un Networking o de las personas que te piden información por Internet no es motivo para bombardear sus buzones de correo y mucho menos para incluirlos en un sistema de newsletter. No te ha dado el permiso para ello. Para ello existen los lead magnet y las landing pages, sistemas por el que puedes captar direcciones de correo electrónico a cambio de ofrecer algo de un gran valor: eBook, podcast, vídeo,… ¡Ahí te está dando el permiso! No olvides añadir un botón de “Baja” o “Unsuscribe”.
  • Enviar mensajes por Redes Sociales, Whatsapp y/o SMS: Ser amigo o seguidor de una persona por redes sociales no da el derecho a enviar por privado eventos, carteles, etcétera, de información no pedida con el único fin de vender.
  • Llamar por teléfono o acudir a las casas: Es muy incómodo y no justifica querer escuchar la propuesta, una propuesta no pedida ¿qué opinas de ciertos vendedores de telefonía que llaman a la hora de la siesta? Respecto a acudir a las casas, existe la figura de la venta a puerta fría, en la que personalmente no creo excepto si se ha establecido una relación genuina previamente, o se ha pedido Permiso para iniciar esa relación.

Como puedes comprobar, sin Permiso no hay Venta. La venta es un proceso delicado que requiere de confianza, no entiende de prisas o de avasallamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies