¿Me están explotando por ser becario o con un contrato en prácticas?

¿Me están explotando por ser becario o con un contrato en prácticas?

Se suele pensar que este tipo de modalidades lo único que hacen es fomentar la precariedad y el «trabajo gratis» a favor de las ganancias del empresario (aunque siempre podemos encontrarnos casos así por la falta de ética), pero no es lo más común ni el fin por el que se crearon. Por eso, en este artículo vas a descubrir a quiénes van dirigidos y los motivos y las ventajas que te pueden llevar a aceptar un contrato de estas características sin que pienses que te están explotando o que estás «haciendo el tonto».

En primer lugar, no hay que confundir los contratos de trabajo en prácticas con las becas, ambos tienen algo en común: su objetivo principal es proporcionar experiencia laboral y cualificación en una determinada profesión, aunque tienen claras diferencias:

  • Contrato en prácticas: El trabajador obtiene experiencia profesional según el nivel de estudios que ha realizado (título universitario o de FP de grado medio o superior, y otros títulos oficialmente reconocidos como equivalentes y certificados de profesionalidad). No existe un máximo de edad y la duración del contrato debe ser superior a 6 meses e inferior a 2 años. El único requisito fundamental es que el trabajador no haya finalizado su titulación hace más de 5 años si tiene más de 30 años. Si es menor de 30 años y es su primer empleo, estos plazos no se aplican. La remuneración es del 60% del salario establecido en el convenio durante el primer año, y del 75% durante el segundo. El salario no podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional (en proporción).
  • Becas: Las relación contractual entre becario y empresa se define a través de un convenio con los centros de estudios y universidades. Así, empresa y universidad deciden las condiciones laborales de esa vacante de becario y después el estudiante acepta y firma estas condiciones de las prácticas. De esta manera los becarios no poseen un contrato laboral como tal.

Como ya hemos visto, el objetivo principal es proporcionar experiencia laboral y cualificación en una determinada profesión, o sea, un período limitado de aprendizaje intensivo sobre un trabajo en el que no tenemos experiencia.

Su objetivo principal es proporcionar experiencia laboral y cualificación en una determinada profesión Clic para tuitear

Este tipo de modalidades son perfectas para etudiantes recién titulados buscando su primera experiencia profesional, al igual que para otro tipo de personas que se quieran reinventar en otras áreas profesionales y den más prioridad al aprendizaje y a la experiencia, que a la propia remuneración. Proporcionan seguridad en uno mismo para afrontar diferentes situaciones.

¿Debo estar siempre bajo estas modalidades para estar activo en el mercado laboral? Rotundamente NO. Estas modalidades están bien para un período limitado de tiempo, pero nada más. Una vez tengas los conocimientos, las experiencias y la seguridad en ti sobre la profesión, y veas que tu situación no pasa de nivel, deberás optar por empresas que valoren tu profesionalidad y tu saber hacer.

Recuerda: el aprendizaje siempre está en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies