Plan B: El primer paso para la satisfacción laboral

Plan B: El primer paso para la satisfacción laboral

A veces, ya sea por necesidad o por desconocimiento, acabamos trabajando en empresas que no nos gustan, llegando a odiar nuestro trabajo. Esto le sucede a un gran porcentaje de la población activa en España y por ello tenemos cuotas tan altas de absentismo, depresión y ansiedad. Muchas de estas personas, hartas de su situación, se plantean cambiarla, ya sea cambiando de trabajo o emprendiendo. Pero no es tan fácil para todos… Muchos tomarán la decisión y se lanzarán “sin red”, pero otras personas, cada uno con su situación particular, preferirán ser más cautelosos preservando el empleo que le proporciona seguridad y la estabilidad hasta dar el salto definitivo. Tienen un Plan B.

El Plan B es un plan alternativo que te permitirá dejar un trabajo frustrante en el que no sientes que tu Talento sea aprovechado por otro en el que brilles. La idea de este Plan B es, poco a poco, indagar y construir un futuro más prometedor mientras dispones de unos ingresos hasta que se haga realidad.

El Plan B es un plan alternativo que te permitirá dejar un trabajo frustrante en el que no sientes que tu #Talento sea aprovechado por otro en el que brilles Clic para tuitear

Traza tu Plan B en sólo 3 preguntas:

  1. ¿Qué quieres?: Está claro lo que NO quieres (tu trabajo frustrante), pero este es el momento de determinar lo que SÍ quieres. Indaga en tu interior y reflexiona sobre aquellas actividades que harías durante todo el día sin agotarte y sin cobrar. Una vez las tengas, haz una lista y priorízalas por orden de entusiasmo. No conviertas tu Plan B en otro Plan A frustrante.
  2. ¿Cuál es tu objetivo?: Determina si eso que tanto quieres lo puedes realizar en un empleo, o como emprendedor, ya que no tiene nada que ver una cosa con la otra.
  3. ¿Cómo lo vas a hacer?: Muy bien, sabiendo el rumbo que tienes que tomar, es el momento de realizar acciones concretas, medibles y alcanzables hacia tu nuevo destino profesional.

Estos son los 7 pasos para empezar a trazar el Plan B con el potencial de ser tu nuevo Plan A:

  • Empieza en pequeño: Un Blog, un canal de vídeo o de podcast son las herramientas más baratas y accesibles para empezar a compartir eso que tanto te gusta con los demás. Cuando compartes contenidos que te gustan, a parte de disfrutar, estás ayudando y dando valor de alguna manera a las personas, la semilla más potente.
  • Indaga: Lee y asiste a conferencias o seminarios de aquella temática que te encanta. Así, poco a poco, te vas adecuando positivamente al contexto en el que quieres estar.
  • Acude a los contextos ideales: Te podrán dar pautas y consejos para acelerar tu cambio profesional.
  • Gestiona tus finanzas: La idea de trazar este Plan B es que el Plan A te dé unos ingresos y que los administres para facilitarte tu salto. Ahorra e invierte lo que ganas en lo que va a ser tu nueva vida profesional.
  • Fórmate intensivamente: Adquiere conocimientos abundantes sobre aquello que te apasiona. Gracias a tu actual trabajo podrás pagar esas formaciones y todo el material que necesites.
  • Ponte una fecha límite: El Plan B es algo temporal, una etapa de transición que no debe alargarse ad infinitum. Ponte una fecha límite para que ese Plan B se convierta de una vez por todas en tu Plan A.
  • Ata todos los cabos: Nunca sabemos las vueltas que da la vida, así que trata de tener buena relación con tus compañeros y con tus jefes para acabar de la mejor manera y tener una puerta abierta “por si las moscas”.

Con todo esto, confía en la vida y ve a por aquella vida profesional que te mereces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies