Redes sociales y empleo

Redes sociales y empleo

Las redes sociales son «lugares» digitales de encuentro entre personas, causando un fenómeno del que ya forman parte más de 13.000 millones de usuarios (cada persona suele estar en más de una red social simultáneamente). Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Snapchat son ejemplos de algunas de las más usadas, pero ¿Qué tienen que ver con el empleo?

Parece que son temas ajenos y que no tiene nada que ver una cosa con la otra, pero no es así. Como bien sabes, las redes sociales se usan generalmente para compartir fotografías, vídeos y reflexiones, mostrando quién eres como persona con tus aficiones, tu pensamiento, tus amistades… Las redes sociales son un arma de doble filo. Por lo tanto, si estás en plena búsqueda de empleo (e incluso si ya estás trabajando) es crucial gestionar adecuada y positivamente la identidad que construimos en el mundo digital. La reputación online es muy importante para disponer de más oportunidades.

Es crucial gestionar adecuada y positivamente la identidad que construimos en el mundo digital Clic para tuitear

Hasta ahora el proceso de selección para acceder a un puesto de trabajo era el siguiente: Salía una oferta, se apuntaban los candidatos, se filtraban los CVs, se realizaban las entrevistas y finalmente se elegía a la persona más indicada. A día de hoy la cosa ha cambiado. A la hora de aplicar, o sea, presentar tu candidatura a un puesto de trabajo, lo primero que va a hacer un reclutador es comprobar quién eres, o sea, va a revisar tu reputación online, tu huella digital en Internet. Podemos afirmar que la primera entrevista es por Internet sin que lo sepas. Puedes estar más o menos de acuerdo con que tu privacidad se vea comprometida, pero en un mundo digital y conectado es prácticamente inevitable que la información sea expuesta públicamente, y es muy difícil revertir tal situación.

Lleva a cabo estas 5 recomendaciones para mejorar tu reputación online:
  • Gestiona tus perfiles sociales. Revisa tus publicaciones y haz una limpieza de todos aquellos contenidos que creas que pueden comprometerte y perjudicarte.
  • Utiliza una buena foto de perfil. Incluye una fotografía en la que transmitas cierta responsabilidad y seriedad.
  • Haz un CV 2.0. Aprovecha todas las herramientas que proporciona Internet (portales de empleo, bolsas de empleo, páginas web, etc) para publicar tu CV.
  • Crea un blog. Es de las más potentes y efectivas herramientas de reputación online, como si de tu tarjeta de visita digital se tratase. Te permite publicar tus trabajos y conocimientos, de contactar con personas que compartan tus intereses y de darte a conocer a muchas personas (de todo el mundo, por cierto).
  • Interactúa con empresas de tu sector. Sígueles, comparte pareceres y estate al día y activo de las novedades. Además de «ponerte cara», muchas empresas publican en redes sociales las ofertas de empleo.

En definitiva, la revolución digital está cambiando totalmente la manera de cómo nos relacionamos con el mundo laboral. No te quedes atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies