Trabajar desde casa, una de las ilusiones dentro del mundo laboral. No madrugar, poder trabajar en pijama, no tener que salir de casa si llueve, nieva, hace frío o calor, hay tráfico… Todo eso da igual, porque desde casa ninguna inclemencia es posible. Para muchos se ha convertido en una ilusión, una meta a alcanzar, para otros es una quimera, y para otros, un infierno.

Aquí tienes todo lo que debes saber para sobrevivir si vas a trabajar desde casa.

Cuando una persona trabaja cada día en una empresa de 9:00h a 18:00h, aguantando atascos de tráfico o ir apretado en el transporte público, sin tiempo para dedicar a su familia y a su hogar, es lógico y normal que trabajar desde casa parezca la panacea a sus problemas. Por este motivo muchas personas deciden emprender y vivir sin jefes. Y es que, cuando se trabaja desde casa se puede caer en una serie de errores que además de desgastar la actividad laboral, afecta al resto de facetas, como la familia, el hogar y el ocio, convirtiéndote en tu propio empleado.

Los motivos son muy sencillos: No hay horarios, no hay límites, no es necesario salir de casa, no hay  un control… Tu casa se convierte en una jaula de oro. Por eso deberás ser disciplinado y marcarte unas pautas innegociables para que trabajar desde casa sea un verdadero lujo. Y más vale aprenderlos, porque la tendencia será el teletrabajo, con los knowmads y los remoters.

Aquí tienes las 5 ventajas y los 5 inconvenientes de trabajar desde casa:

Ventajas:

  1. Ahorras en transporte. No necesitas desplazarte cada día a tu lugar de trabajo, porque tu lugar de trabajo es tu casa.
  2. Puedes marcarte tus propios horarios. Solamente madrugarás si quieres. Eres dueño de tu agenda.
  3. Trabajas con las prendas más cómodas para ti. El pijama, un chándal… ¡Lo que más cómodo te resulte!
  4. Evitas lidiar con compañeros o con personas que no te apetece ver.
  5. Pones tu lugar de trabajo a tu gusto. La silla, la mesa, la decoración, la música, la atmósfera… Todo lo eliges tú.

Inconvenientes:

  1. Te vuelves más sedentario y ermitaño. Realmente, pasas todo el día dentro de casa, evitando respirar aire fresco, activar el cuerpo y establecer relaciones sociales.
  2. Al trabajar sin horarios, habrá días que comas «a las mil», que te eches a dormir tardísimo y realmente hayas trabajado más de 16 horas seguidas, descuidando tu hogar, tu familia, tu ocio y tu salud.
  3. Sin tener que salir de casa ¿qué sentido tiene vestirse? La sensación de estar todo el día en pijama es deprimente. Puede llegar a ser antihigiénica.
  4. Olvidas las relaciones sociales y puedes permanecer sin hablar con otras personas «del mundo exterior» días, e incluso semanas, algo muy perjudicial para nuestras emociones. Recuerda que somos seres sociales.
  5. Deberás adecuar el espacio de trabajo con buena luz, buen mobiliario (una buena mesa, una silla ergonómica, cajoneras, etc) y evitar que haya ruidos procedentes de la calle o de los vecinos.

Como ves, todo tiene sus pros y sus contras, y trabajar desde casa no iba a ser una excepción. Este es el principal consejo que te animo a seguir: Márcate un horario y sé firme con ello. Divídelo de una forma equilibrada en:

  • Trabajo
  • Familia / Relaciones sociales
  • Hogar (limpieza, compras, comidas, etc)
  • Salud /deporte
  • Ocio
  • Descanso

Y tú ¿Qué opinas de trabajar desde casa?


Luis Alberto Santos

Mi objetivo es facilitar a los profesionales freelance las herramientas necesarias para potenciar su talento, dar visibilidad a su trabajo y que desarrollen una actividad profesional con sentido, significativa y rentable en plena Era Digital

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies